El sari rojo (Seix Barral Biblioteca Breve)

By Javier Moro

En 1965, Sonia Maino, una estudiante italiana de 19 años, conoce en Cambridge a un joven indio llamado Rajiv Gandhi. Ella es hija de una familia humilde de los alrededores de Turín; él pertenece a l. a. estirpe más poderosa de los angeles India. Es el principio de una historia de amor que ni siquiera los angeles muerte será capaz de romper. Por amor, l. a. italiana abandona su mundo y su pasado para fundirse con su nuevo país, los angeles India prodigiosa que adora a veinte millones de divinidades, que habla ochocientos idiomas y que vota a quinientos partidos políticos. Su valor, su honestidad y su entrega acabarán convirtiéndola en una diosa a los ojos de una sexta parte de los angeles humanidad.
Con auténtica magia narrativa, Javier Moro relata los angeles gran saga prevalent de los Nehru-Gandhi, hombres y mujeres atrapados en las garras del poder, prisioneros de un destino que no han elegido, el mismo que llevará a Sonia a encarnar las esperanzas de mil doscientos millones de personas en el país del Mahatma Gandhi.
Tras el éxito arrollador de Pasión india, Javier Moro, investigador incansable y gran narrador, novela ahora l. a. historia verídica de una europea enfrentada a un mundo complicado y peligroso, envuelta en las intrigas de una familia tan vilipendiada como admirada, y nos traslada a una India fascinante y turbulenta, en permanente proceso de cambio. Su novela anterior, Pasión india, ha cautivado ya a un millón de lectores, está traducida a diecisiete idiomas y pronto será llevada al cine.

Show description

Quick preview of El sari rojo (Seix Barral Biblioteca Breve) PDF

Best Fiction books

Ninth Key (The Mediator, Book 2)

Every little thing goes nice for Suze. Her new existence in California is a whirlwind of events and ideal hair days. Tad Beaumont, the most popular boy on the town, has even requested Suze out on her first actual date. Suze is so excited that she's keen to disregard her misgivings approximately Tad. .. fairly the truth that he isn't Jesse, whose ghostly status—not to say obvious disinterest in her—make him impossible.

1356: A Novel

Bernard Cornwell, the "master of martial fiction" (Booklist), brings Thomas of Hookton from the preferred Grail Quest sequence right into a new experience in 1356, an exciting stand-alone novel. On September 19, 1356, a seriously outnumbered English military confronted off opposed to the French within the old conflict of Poitiers.

Out to Canaan (Book 4 of the Mitford Years)

The fourth novel within the cherished Mitford sequence, through the bestselling writer of At domestic in Mitford and Somebody secure with a person Good Millions of readers have come domestic to Mitford, the little city with the massive middle, whose endearing and whimsical citizens became like kinfolk. yet now switch is coming to the hamlet.

An Abundance of Katherines

From the number one bestselling writer of The Fault in Our StarsMichael L. Printz Honor BookLos Angeles instances ebook Prize FinalistWhen it involves relationships, Colin Singleton’s variety is ladies named Katherine. And in terms of women named Katherine, Colin is usually getting dumped. Nineteen occasions, to be distinctive.

Extra info for El sari rojo (Seix Barral Biblioteca Breve)

Show sample text content

Hacia el ultimate de su vida, Motilal, aquejado de fibrosis y de cáncer, compartió celda en los angeles cárcel de Nainital con su hijo, que le cuidaba como podía. El patriarca murió sin llegar a ver l. a. independencia, sin saber que su hijo, que el mundo conocería como Nehru, sería elegido primer mandatario de los angeles nueva nación. Murió en esta casa de Anand Bhawan, un día de febrero de 1931, acompañado por su mujer, su hijo sosteniéndole l. a. cabeza en su regazo. Las habitaciones, pintadas de azul celeste y crema, conservan los mismos muebles, los mismos libros, las mismas fotos y recuerdos de los que vivieron en ellas.

Ya basta de política! » Les parece aberrante que el equilibrio de una nación de casi mil millones de habitantes repose sobre una viuda italiana, pero así lo creen en l. a. cúspide del gobierno, y del partido. Ante el fracaso de convencerla, prueban con otros medios. El gobierno de Rao make a decision otorgar una donación de diez millones de rupias, pagaderas en cinco años, a los angeles Fundación Rajiv, como si de esa manera quisiese compensar l. a. pérdida del marido. Sonia se enfurece aún más y manda una carta a Rao: «Le agradecemos personalmente, así como a sus colegas, esta generosa oferta, pero sería mejor que el gobierno diseñase sus propios proyectos y programas humanitarios y los financiase directamente, haciendo así honor a los angeles memoria de mi marido.

L. a. familia está de pie, codo con codo. El sacerdote, un anciano con barbas luengas y blancas como los angeles nieve que parece sacado de un cuento antiguo, marca las pautas de los ritos védicos y reza una corta oración: «Condúceme de lo irreal a lo actual, de las tinieblas a l. a. luz, de l. a. muerte a l. a. inmortalidad... » Es un viejo conocido: también él presidió los funerales de Indira. A Rahul, vestido con una kurta blanca, le entrega una pequeña jarra llena de agua sagrada del Ganges. El joven, descalzo, cabizbajo y ensimismado tras sus gafas de pasta negra, da tres vueltas a los angeles pira mientras va vertiendo unas gotas sobre su padre, cumpliendo así el rito purificador del alma.

Demasiados miembros de su partido, conscientes del poder que les otorgaba el hecho de contar con una abrumadora mayoría en el Parlamento nacional y en los angeles mayoría de parlamentos estatales, se hicieron codiciosos y expertos en intercambiar ayuda económica por favores políticos. El movimiento de J. P. consiguió organizar varias huelgas importantes, que acabaron en enfrentamientos con los angeles policía. los angeles protesta degenero en una revuelta common cuando salió a relucir que un líder del Partido del Congreso había permitido una subida del precio del aceite de cocina a cambio de una importante donación de los productores.

Priyanka quería venir a verte, pero hemos pensado que... A Indira se le iluminó el rostro. —¡Oh, sí! —dijo sonriendo—. Traedla, es bueno que vea lo que es una cárcel. Nosotros los Nehru, desde pequeños, hemos ido a visitar a nuestros parientes a las cárceles... No hay que perder l. a. tradición. Se rieron. Como siempre, Indira no se dejaba vencer por l. a. adversidad. Ni una sola vez dejó traslucir el más mínimo rastro de car compasión. Le bastaba estar convencida de que l. a. razón ethical estaba de su lado. —Vendré a traerte los angeles comida...

Download PDF sample

Rated 4.00 of 5 – based on 10 votes