El país de las mujeres (Spanish Edition)

En las elecciones de Faguas –país imaginario que aparece en las novelas de Gioconda Belli– ha triunfado el PIE (Partido de l. a. Izquierda Erótica). Sus atrevidas integrantes tienen un propósito inclaudicable: cambiar el rumbo de su país, limpiarlo como si se tratara de una casa descuidada, barrerlo hasta sacarle brillo. Pero nada de esto resulta fácil para los angeles presidenta Viviana Sansón y sus ministras, sometidas a constantes ataques por parte de sus enemigos. ¿Podrán sobrellevarlo y sobrevivir? ¿Será Faguas, al ultimate de su administración, un país mejor?
 
El país de las mujeres es una novela divertida y audaz, por los angeles que l. a. reconocida autora nicaragüense obtuvo el Premio Hispanoamericano de l. a. Novela l. a. Otra Orilla.

Show description

Quick preview of El país de las mujeres (Spanish Edition) PDF

Best Fiction books

Ninth Key (The Mediator, Book 2)

Every little thing goes nice for Suze. Her new lifestyles in California is a whirlwind of events and perfect hair days. Tad Beaumont, the most well liked boy on the town, has even requested Suze out on her first actual date. Suze is so excited that she's keen to disregard her misgivings approximately Tad. .. really the truth that he isn't Jesse, whose ghostly status—not to say obvious disinterest in her—make him not possible.

1356: A Novel

Bernard Cornwell, the "master of martial fiction" (Booklist), brings Thomas of Hookton from the preferred Grail Quest sequence right into a new experience in 1356, an exhilarating stand-alone novel. On September 19, 1356, a seriously outnumbered English military confronted off opposed to the French within the historical conflict of Poitiers.

Out to Canaan (Book 4 of the Mitford Years)

The fourth novel within the liked Mitford sequence, by way of the bestselling writer of At domestic in Mitford and Somebody secure with anyone Good Millions of readers have come domestic to Mitford, the little city with the large middle, whose endearing and kooky citizens became like relations. yet now switch is coming to the hamlet.

An Abundance of Katherines

From the number 1 bestselling writer of The Fault in Our StarsMichael L. Printz Honor BookLos Angeles instances e-book Prize FinalistWhen it involves relationships, Colin Singleton’s style is women named Katherine. And by way of ladies named Katherine, Colin is often getting dumped. Nineteen occasions, to be unique.

Additional info for El país de las mujeres (Spanish Edition)

Show sample text content

Martín soportó, con cara de inocencia, l. a. chacota de amigos y conocidos cuando se publicó el manifiesto del pie porque desconocía que su esposa period una de las firmantes. Su secretaria se lo puso sobre el escritorio en los angeles mañana. —Valiente su esposa, don Martín —le dijo, apuntando al titular con el dedo índice, con una sonrisa pícara. Llamó a Ifigenia. Podría haberle advertido, le dijo. Ella, poseída por el espíritu diletante y atrevido de las demás, dijo que había preferido sorprenderlo. Hemos hablado tanto del asunto, ya period hora, �no te parece?

Ni los celos lo entretenían ya. Cuando eran jóvenes nunca dejó que Olga trabajara. �Qué iban a decir sus amigos, l. a. gente, si él no podía mantenerla? �Pero mis estudios? Soy ingeniera commercial y el país necesita gente preparada como yo. Más te necesito yo. Eso le respondió. Ella lloró unos días pero después se acomodó. Mantenía l. a. casa nítida. Aprendió a cocinar. Ahora le recetaba lo mismo a él: ya ves lo que yo hice. �Por qué no aprendés vos a cocinar? Algo aprendió los primeros meses. No period ninguna ciencia, l. a. verdad.

Había entrado en calor. Sonaba despechada, rabiosa, como si necesitara distancia para poder hablar de eso. Viviana le puso l. a. mano en el brazo. Oía historias como esa, las leía en el diario, pero jamás se había topado con alguien que las conociera desde dentro. Se sintió inadecuada para consolarla, más bien con ganas de llorar de asco, de imaginarse ella en esa situación... Patricia los angeles guió por calles lodosas. los angeles lluvia había amainado, por las cunetas corrían arroyos de agua sucia. Se aproximaron a una zona de casas humildes, pero cuidadas, paredes de adobe con tejas.

Voy tras una pista que tiene que ver con el magistrado Jiménez —le dijo—. Si en dos horas no me reporto, llamás a mi jefe, �de acuerdo? —Puedo mandarte a alguien —dijo Eva, preocupada. —No hay tiempo. Tengo los angeles corazonada de que esta muchacha no miente. Esperá mi llamada. Colgó. Metió las llaves en su cartera. Apagó las luces. Recogió a l. a. muchacha en l. a. esquina. Estaba remojada. l. a. lluvia arreciaba. —Decime qué hay con el magistrado Jiménez —preguntó Viviana—; indicame hacia dónde me dirijo. —Siga el camino al aeropuerto —dijo los angeles otra—.

Lo usaban a menudo en las comunicaciones oficiales, conscientes de que period una transformación que llevaría largo tiempo. Pero lo que sí impuso fue el fin del lenguaje del odio, el uso de palabras denigrantes para l. a. mujer —y denigrantes para l. a. diversidad sexual humana—, el tratamiento de maricas, cochones, patos, tortilleras, por ejemplo. l. a. fuerza de l. a. ley, argumentó en los angeles Asamblea, period necesaria para concebir un mundo sin divisiones, un mundo de igualdades efectivas entre los géneros. Martina period también los angeles autora de una campaña sui géneris de educación ciudadana.

Download PDF sample

Rated 4.57 of 5 – based on 34 votes